Viniles textiles, nuevas tendencias en decoración

Escrito por vision el septiembre 28, 2016 en Textiles - Comentarios desactivados en Viniles textiles, nuevas tendencias en decoración

En la personalización de prendas textiles una de las técnicas utilizadas hoy en día es el vinil textil imprimible. Por su facilidad de uso, este se divide básicamente en tres simples pasos: Imprimimos el vinilo textil, cortamos el contorno de la imagen con un plotter y con una plancha transfer fijamos el vinilo impreso en la prenda.

En la personalización de prendas textiles, una de las técnicas utilizadas más usadas hoy en día es el vinil textil. podemos distinguirla fácilmente de la serigrafía ya que utiliza solamente el vinil auto adherible y una plancha, podemos verla principalmente en uniformes deportivos formando el nombre y número del jugador, si lo deseamos también podemos usar la versión imprimible. Su uso será igual de simple, básicamente tres pasos: Imprimimos el vinil textil, cortamos el contorno de la imagen con un plotter y con una plancha transfer, fijamos el vinil impreso en la prenda.

A la hora de decidir qué tipo de vinil comprar, en la sección de vinil textil imprimible encontramos una amplia gama de productos. ¿Qué vinil debemos elegir? ¿Cuál es el mejor? La decisión debemos realizarla en función del tipo de tinta que utiliza nuestra impresora. Vamos a analizar los distintos tipos de vinil textil imprimible que puedes utilizar en la personalización textil.

La estampación de prendas con vinil textil es una técnica muy utilizada debido a sus ventajas:

– Se puede aplicar sobre tejidos de algodón, poliéster o mezcla de algodón-poliéster.

– Es apto para tejidos de color negro o de color blanco.

– Es tan fácil como elegir una imagen en tu ordenador y lanzarla a imprimir, para después plancharla sobre la prenda.

¿Qué vinil debemos utilizar?
Si estás empezando, es normal que tengas dudas sobre qué vinil debes elegir. Debes tener claro que tu decisión debe basarse en el tipo de tintas que utiliza tu impresora. De este modo, hemos clasificado nuestros viniles imprimibles en 3 grupos.

Vinil Inkjet
Este vinil se puede imprimir en impresoras inkjet de uso doméstico, que están equipadas con tintas acuosas dye o pigmentadas. Se trata de la misma tinta que se utiliza para imprimir papel.

La ventaja es que utilizas tu impresora doméstica equipada con tintas originales, sin tener que invertir en ninguna tinta ni impresora especial. Es importante destacar que las impresoras Ricoh que utilizan las tintas de gel, no son aptas para imprimir sobre vinil, porque la densidad de las tintas no permite que penetren en él. El inconveniente es que los colores son menos intensos que en otros sistemas y ofrece menor durabilidad al lavado, puesto que estas tintas no han sido específicamente diseñadas para textil.

Si decides utilizar este tipo de vinil, puedes elegir entre el vinil Imprimible para Inkjet Poli-Tape 4600 o el Vinil Imprimible para Impresoras Inkjet Poli-flex 4605, y debes utilizar una lámina transportadora y un laminado mate o con brillo.

Vinil imprimible por Sublimación
Si tienes una impresora de sublimación, también puedes utilizarla para decorar prendas con vinil imprimible por sublimación. Puedes elegir entre 2 opciones: con un acabado liso o con un acabado flocado, también conocido como piel de melocotón.

Ofrece la ventaja de que tiene máxima durabilidad al lavado, porque se trata de tintas de sublimación que penetran en la composición del vinil.

Proceso:
1.- Imprimes tu diseño en papel de sublimación, mediante la impresora de sublimación. Recuerda que debes imprimir también marcas de corte para poder cortar el diseño posteriormente.

2.- Transfiere el diseño impreso en papel al vinil, planchándolo en la plancha transfer con los parámetros que te indique el proveedor. En este paso, no solo transferirás el diseño al vinil sino también las marcas de corte.

3.- Carga el vinil sublimable impreso en el plotter para que corte el contorno de la imagen o mensaje.

4.- En este último paso, aplicarás el vinil impreso y cortado a la prenda, planchándolo según las indicaciones del proveedor.

Vinil imprimible con tintas solventes o ecosolventes
Puedes elegir entre los viniles de esta sección que incorporen “Solvent” en su nombre. Las tintas solventes o ecosolventes han sido formuladas específicamente para asegurar máxima resistencia a factores medioambientales, y esto las convierte en las tintas idóneas para exterior (cartelería, banners, etiquetas, etc.) Como novedad, debes conocer que existe un vinil imprimible antisublimación, que es perfecto para personalizar camisetas de colores intensos porque evita que el color original de la camiseta contamine el vinil impreso.
Las ventajas son que consigues reproducir colores de máxima intensidad, y la prenda estampada ofrece máxima resistencia al lavado. El pequeño inconveniente es que las impresoras para tintas solventes y ecosolventes son equipos de impresión relativamente caros. No obstante, si inviertes en una de estas impresoras puedes amortizarla creando otros productos como cartelería, banners, lonas, etiquetas, etc.

El vinil textil anti-sublimación y sus ventajas
En el mundo de la personalización cuando hablamos de sublimación, generalmente nos referimos a la técnica de personalización en la que voluntariamente provocamos una sublimación. Utilizamos una impresora inkjet equipada con tintas de sublimación para imprimir un diseño en papel de sublimación, y a continuación aplicamos calor y presión con una plancha transfer para estampar el diseño impreso sobre una prenda blanca de poliéster.
En realidad, la sublimación es la reacción química activada por el calor de la plancha y que consigue que la tinta pase de estado sólido a gaseoso introduciéndose en el tejido. Esto permite integrar el diseño perfectamente en el tejido, consiguiendo una estampación con un tacto muy suave y máxima durabilidad al lavado.
Esta que hemos descrito es una sublimación voluntaria generada por el profesional de la personalización. Sin embargo, este proceso químico de sublimación también puede realizarse de modo involuntario, y en esos casos resultará muy molesto.

La sublimación accidental
Si utilizamos un tejido de poliéster de color y lo planchamos a elevada temperatura, estaremos provocando una sublimación accidental: los tintes originales del tejido de poliéster migrarán pudiendo manchar otras zonas del tejido u otro material.
Este problema se puede presentar durante la aplicación de vinil textil de corte a una camiseta (poliéster) de color. Recuerda que estás aplicando temperatura elevada a una prenda de poliéster de color, e involuntariamente podrías generar una sublimación. En este caso, la sublimación es un efecto no deseado que queremos evitar a toda costa. Y el que se produzca dependerá de varias variables, como la composición exacta de la prenda, los colores, la temperatura, etc. Sin embargo no puedes arriesgarte a generar mermas y estropear prendas de tus clientes puedes utilizar vinil antisublimación.
El vinil subli-stop o antisublimación es la solución al problema que hemos planteado. Se trata de un vinil con una base opaca que impide que los colores de la prenda alteren o sublimen el color del vinil, evitando la “contaminación” de la película como un efecto no deseado.

Es recomendable utilizarlo en prendas de poliéster de color más oscuro que el vinilo que vas a aplicar.

Los 3 problemas más comunes del vinil textil
Personalizar camisetas con vinil es una técnica sencilla, pero tiene sus pequeños trucos. Si vienes del mundo de la rotulación, la transición al corte de vinil textil puede ser complicada al principio. O si te has iniciado directamente en la personalización de camisetas con vinil, la curva de aprendizaje puede ser lenta.
Los problemas que se presentan con mayor frecuencia los clasificaremos en tres grupos generales: problemas de adhesión, problemas de migración de color y problemas al cortar o descartar el vinil.

Problemas de adhesión
El problema más frecuente es que el vinil se despega de la prenda, y esto puede suceder durante el proceso inicial de aplicación, o se puede despegar después de su aplicación.

Problemas con la adhesión inicial
Después de planchar el vinil y al retirar el transportador también se despegan las letras/el diseño recién transferido a la prenda. Este problema suele ser debido a una falta de presión durante el planchado. Generalmente solemos ajustar correctamente el tiempo y la temperatura y si el vinil no se pega, incrementamos el tiempo de planchado, pero esta no es la solución. Deberíamos incrementar la presión.

La plancha transfer funciona mediante el ajuste de tiempo, temperatura y presión. Dependiendo del tipo de vinil, será necesario aplicar más o menos presión. Debes consultar la ficha técnica del producto y realizar el proceso de aplicación conforme a las instrucciones. Si el vinil no se pega a la prenda, aplica mayor presión en la plancha transfer.

La otra razón por la que el vinil no se pega a la prenda es la presencia de un recubrimiento sobre el tejido, generalmente se trata de productos repelentes al agua o antimicrobianos. El recubrimiento repelente de agua suele encontrarse en productos como tiendas de campaña o chamarras impermeables de nylon. En algunas ocasiones, se podrá eliminar este recubrimiento (por ejemplo, el recubrimiento repelente al agua se puede eliminar de un tejido de nylon precalentando el tejido con una lámina de papel siliconado) pero en otros casos tendremos que aceptar que el tejido en cuestión no puede ser personalizado con vinil.

Problemas de despegue después de su aplicación
Cuando el vinil se adhiere inicialmente pero se despega después, el problema suele ser por una aplicación incorrecta de varias capas de vinil o por lavar la prenda incorrectamente.
Cuando apliques varias capas de vinil, debes utilizar vinils de características similares. Si el vinil utilizado requiere que retires el transportador en caliente, puedes combinar este vinil con otros que también requieran retirar el transportador en caliente. Mientras que si el transportador se retira en frío, puedes combinar este vinil con otros que requieran la retirada en frío. Si vas a combinar vinil de efecto metálico con otro vinil, debes colocar el vinil de efecto metálico en la capa superior.

El mismo problema puede presentarse si no utilizas el vinil adecuado para el tipo de tejido. Por ejemplo, si utilizas un vinil de uso general sobre tejido elástico. Para el tejido elástico, existe un vinil especial más adaptable.

Y la otra causa de problemas son las condiciones de lavado. Las prendas personalizadas con vinil se deben lavar como prendas delicadas, del revés y en agua fría. Algunos tipos de vinil soportan temperaturas elevadas, pero es preferible lavar siempre en frío. El vinil fino podría generar arrugas cuando se ha aplicado sobre algodón y se lava con agua caliente. Estas arrugas generalmente se pueden eliminar con un planchado.

Problemas de migración de color
Otro problema común es la migración de color, cuando los tintes de la prenda se transfieren al vinil aplicado. Esto suele ocurrir cuando se utiliza vinil blanco sobre poliéster oscuro o camisetas oscuras de algodón y de baja calidad. El blanco del diseño/letras se convierte en gris. El tinte negro de la prenda se activa por el calor de la plancha transfer y migra hasta el vinil. En este caso proponemos 2 soluciones:

Utiliza otro tipo de camiseta: El problema suele producirse con camisetas de poliéster teñidas o sublimadas, porque el calor de la plancha reactiva las tintas. También son problemáticas las camisetas de algodón de baja calidad. En este caso utiliza camisetas de mejor calidad.

Si estás obligado a utilizar una camiseta que presenta los problemas indicados en el punto anterior, puedes utilizar un vinil antisublimación que aporta una textura de mayor consistencia evitando la migración del color. Debido a que la oferta de colores para este tipo de vinil es limitada, si no encuentras el color que necesitas, puedes aplicar otra capa de vinil para conseguir mayor opacidad.

Problemas de corte
Cortar y descartar el vinil
El vinil suele ser muy fino, suave y fácil de cortar. Si tu plotter presenta problemas a la hora de cortarlo, la causa puede ser una de estas cuatro:

El vinil ha sido colocado incorrectamente en el plotter: La mayoría de viniles tienen el transportador hacia fuera y debes colocarlo hacia arriba en el plotter para cortar el vinil desde abajo. Si lo colocas del modo inverso, estarás cortando el transportador (que es más grueso y rudo) y no el vinil. Si es la primera vez que utilizas un vinil, has aplicado una presión de corte adecuada y el plotter no puede cortar correctamente, dale la vuelta al vinil porque posiblemente estés cortando por el lado incorrecto.

No estás utilizando la cuchilla correcta: La mayoría de los viniles se pueden cortar con una cuchilla estándar de 45º. Pero existen viniles más gruesos o de mayor densidad que requieren una cuchilla de 60ºC, por ejemplo el flockado.

 

La cuchilla está desgastada: Las cuchillas de corte se desgastan con el paso del tiempo. Cortando vinil de poliuretano, las cuchillas tendrán mayor vida útil, pero si cortas vinil más grueso como el vinil Glitter tendrás que cambiar la cuchilla con mayor frecuencia.

Comentarios

No se encuentra ningun comentario

Deja un comentario